Tribus Urbanas: Otra Forma de Verlas (Parte 1)

Si en algo coinciden todos los estudiosos de estos grupos es en que no se puede establecer la supremacía de una determinada clase social. En el seno de estos nuevos movimientos juveniles encontramos representantes de todas las clases sociales, credos o ideologías políticas.

Entre ellos abundan los jóvenes de clases acomodadas y medias, así como las familias obreras. La subcultura de la violencia acepta como legitima sus propias normas y rechaza las del sistema en el que están inmersas.

Actualmente, todo individuo por el hecho de ser menor de edad, cualquiera que sea su comportamiento social, recibe una etiqueta, agrupándolos en función de sus gustos musicales, vestimentas y amistades.

No solo se puede clasificar a las tribus urbanas por su vestimenta, por sus gustos musicales, sino también y sobre todo por sus actitudes frente a la religión, la política y la cultura en general.

Para los medios de comunicación solo hay tres tipos de jóvenes: Los que ellos denominan “los pijos”, “los fascistas, racistas y violentos”, y “los ateos, ácratas, insumisos, libertinos y violentos”, pero esta clasificación proyecta una clasificación muy negativa de la juventud.

El retrato robot de un cabeza rapada se corresponde, de alguna manera, a las teorías expuestas. Pues suele ser una persona muy joven (normalmente los skins empiezan a serlo con 14 o 15 años y se retiran entorno a los 24), con problemas de adaptación social y carente de patrones de conducta. Se une a estos grupos para sentirse importante y formar parte de un colectivo.

A los skinheads, según diversas fuentes, el factor que más los homogeneiza es la de la estética, de estilo paramilitar y su ideología de tendencia ultraderechista y racista, inspirada en el movimiento nazi alemán. Estos jóvenes profesan una ideología que defiende la pureza de la raza blanca frente a la invasión de negros y moros.

Para alguna gente estos jóvenes pertenecen a todas las clases sociales y para otros, solo son los desheredados del sistema o los niños mimados de la cultura de la opulencia y la permisibilidad. Son los incapaces de adaptarse a las normas porque nunca les han enseñado a hacerlo. Son los hijos del liberalismo a ultranza. Los nacidos bajo el imperio de una época en que la autoridad ha desaparecido de la familia y la sociedad. Los que rechazan cualquier tipo de sometimiento.

Los Teddy-Boys, son el primer grupo que recibió la denominación de tribu urbana, nació como producto de la posguerra, además de la música, consistía en paseos en grandes motos, la cerveza de bourbon era su droga.


About this entry